Quiero ser escritor

Annie Hall

NECESITO LOS HUEVOS...

           Esteeeeeeee....

           Escribir sobre "Annie Hall" representa un problema... digo, se trata de escribir sobre una mujer (supongo) con todo lo que ello implica. Esta película refleja lo que son las relaciones interpersonales, dícese de: amorosas, románticas, sensuales, sexuales, amistosas, ect, ect, etc... como ninguna otra que he visto.

           Diane Keaton, esa que todos los de mi generación conocen como una vieja comparable en edad a Jack Nicholson, aparece como una chica fresca y joven en la plenitud de una adolescente que recién entra a la edad madura. Diane atrae, conmueve, despierta sentimientos dulces y perversos como la mujer que es. Woody Allen explota al máximo su condición de neurótico, maniático, intelectual con un sentido del humor agudo. Un guión arriesgado, poco usual en donde el diálogo (cual conversación femenina) se hace constante de principio a fin.

           Y es que la película comienza con el eterno planteamiento: "Nuestra relación era perfecta... y no tengo idea de por qué ni de cómo ni en qué momento las cosas comenzaron a joderse". Nunca he visto en la gran pantalla una mejor crónica sobre el amor cotidiano y la forma en que éste se nos escapa sin que sepamos cómo.

           Como sucede a menudo, vi esta película estando solo en mi apartamento de Caracas. Cuando finalizó, lamenté muchísimo no tener a nadie a la mano para poder conversar un poco (eran casi las 4 de la mañana). Sentí la imperiosa necesidad de llamar a alguien para poder hablar de lo que acababa de ver. Me conecté al messenger con la esperanza de conseguir algún amigo y un oido que leyera mis líneas. Y los conseguí.

- Broder, acabo de ver una película que me dejó sin palabras...

- ¿Por qué?

- Bueno... es difícil de explicar... pero creo que todo se resume en un chiste malo que dice Woody Allen dice al final... digo, ese chiste realmente lo explica todo....

- ¿Cuál es el chiste?

- El chiste es éste: Un tipo va a donde el psiquiatara y le dice: "Doctor, necesito internar a mi hermano", "¿Qué le pasa a su hermano?", pregunta el doctor. "Bueno", contesta el sujeto, "su problema es que se cree gallina". "Eso está muy mal", responde el médico, "tráigalo inmediatamente y lo internamos". "No puedo", contesta el sujeto "¿Por qué no puede?", pregunta el galeno. Y el sujeto contesta: "Pues es porque necesito los huevos".

- ¡QUÉ CHISTE MÁS MALO!

- Sí lo sé... pero hay un punto detrás del chiste.

- ¿Cómo así?

- Verás... en la película, Woody Allen dice que las relaciones interpersonales son como ese chiste. Son irracionales, carentes de sentido, un tanto bizarras, pero supongo que seguimos teniéndolas porque necesitamos los huevos...

           Vean Annie Hall cuando puedan.

El que escribe.-

PD.- Recién acabo de leer que esta película que data de 1977 (la peli es más vieja que yo), ganó cuatro óscares: mejor director, mejor actriz principal, mejor guión original y mejor película (amén de la nominación de Woody Allen como mejor actor). De nuevo: vale la pena verla.

Caracas, lunes 05 de marzo de 2007.-

 

Si tienes alguna sugerencia o pregunta, escríbeme©2006 Todos los derechos e izquerdos reservados