Quiero ser escritor

El lector compulsivo

EL EXTRAÑO CASO DEL DOCTOR JEKYLL Y MR. HYDE

           El libro estuvo en mi casa desde siempre. Forma parte de una de las múltiples colecciones (de esas que ya casi no se ven) de clásicos de la literatura que mis padres compraron cuando eran jóvenes. Yo tendría como 13 años cuando lo leí por primera vez. Recuerdo que acaba de leerme "La Isla del Tesoro" (un libro muy propio para esa edad) y me quedaron ganas de leer más de aquel autor que me había hecho sentir un descubridor de tesoros, bucanero y navegante. No tenía idea de lo que me esperaba.

           La literatura de horror en raras ocasiones es realmente buena (en lo personal considero que es uno de los géneros más difíciles de hacer). Desde las primeras páginas uno comienza a sentir la intriga, el misterio y el miedo que se respira en este libro clásico. La historia del doctor Jekyll y Mr. Hyde es la obra de horror mejor escrita de su tiempo. Stephen King decía en su libro tipo ensayo "La Danza Macabra" que todas las historias de terror modernas parecieran haber salido de tres grandes obras: Drácula, Frankenstein y El extraño caso del doctor Jekyll y Mr. Hyde, siendo esta última la mejor escrita de las tres. Coincido con él.

           Dicen que Robert Louis Stevenson escribió la historia de un sólo golpe, como si estuviera vomitando una sustancia tóxica que lo envenenaba. Su esposa fue la primera en leer el relato y su reacción fue tan terrible que le pidió a Stevenson que quemara el manuscrito, cosa que él hizo para luego reescribir de nuevo la novela de modo que no afectara tanto al lector. Esa segunda versión es la que conocemos hoy en día.

           La historia de Jekyll y Hyde, narra el clásico parodiado hasta la saciedad (hasta por el gato Silvestre y el canario Piolín) del doctor que bebe una pócima que lo convierte en un ser maligno. Stevenson explora la dualidad que existe entre el bien y el mal y el peligro que implica para el ser humano intentar eliminar esta dicotomía.

           Hay quienes dicen que el doctor Jekyll (el bueno) jamás quiso ser un mosntruo grotesco y psicópata como Mr. Hyde (el malo), otros piensan que Jekyll en el fondo adoraba poder salir de su propia personalidad y liberar todas sus pasiones grotescas al convertirse en Hyde. En mi opinión, creo que ambas afirmaciones tienen parte de la razón. Creo que para Jekyll fue una necesidad convertirse en Hyde (más allá de si lo disfrutaba o no).

           Personalmente he decidido no creer en el bien y el mal como dos entidades separadas. Creo que el bien solamente existe dentro del mal y viceversa, son los dos rostros de una misma moneda. No puedes eliminar uno sin eliminar también el otro. Por eso me encanta esta historia. Además te mantiene pegado a las páginas con ganas de leer de noche debajo de las sábanas usando una linterna (como un niño de 12 años) y es bastante corta.

           No dejen de leerla.

El lector compulsivo.-

Maracay, domingo 20 de mayo de 2007.-

Si tienes alguna sugerencia o pregunta, escríbeme ©2006 Todos los derechos e izquerdos reservados